miércoles, 4 de marzo de 2009

Notas sobre la vida sexual de los bonobos

Hace poco recordé una curiosa nota periodística dedicada a describir con exhaustividad los paralelos entre la vida sexual de los bonobos y el género humano. Recuerdo haberla leído con mucho interés en los mismos momentos en que acompañaba a una amiga en una reciente ruptura sentimental. En esa oportunidad resultó sorprendente comprobar que los rasgos comportamentales de este simpático monito africano y del espécimen que le había roto el corazón coincidían en cada una de las características. Quienes aleguen que las analogías solo fueron inspiradas por nuestro mutuo odio mortal hacia el susodicho deben saber que el Dr. Frans de Waal, (la versión holandesa de Desmond Morris) nos avala.

El artículo comienza presentando al bonobo típico como un mono hippie predicando por la paz, y sobre todo, por el amor, incluso el "amor grupal". Debo decir que esta es una de las tantas modalidades de ataque de los machos humanos en situación de bar. Del "amor desinteresado por la humanidad" de aires sesentistas al "amor grupal" hay un solo paso; como bien sabemos las hembras de Filosofía y Letras.
Lo que caracteriza a este "mono cariñoso" es su irrefrenable, violento y antojadizo apetito sexual; que busca satisfacer sin importar los retorcidos ardides que deba tejer para lograrlo; sin hacer diferencias de jerarquía, edad, parentesco o especie. De Waal ejemplifica con una bonita anécdota ilustrativa:
"...Los bonobos tienen un comportamiento afectuoso entre sí y también con las personas que suelen vivir cerca de ellos, como los cuidadores de los zoológicos. Cierta vez, uno de ellos se sintió conmovido porque un ejemplar parecía "reclamarle" un beso; entonces le acercó la mejilla para recibirlo. Más atrevido que rápido, el bonobo le metió la lengua hasta la garganta...".
Sentirse conmovida por los comportamientos aparentemente tiernos e inocentes con el que algunos machos homo sapiens simulan debilidad es otra forma de hacernos vulnerables al tipo de ataque mortal sufrido por el personal del zoológico.
Y como si las analogías con determinado tipo de macho humano no fueran suficientes, el biólogo concluye diciendo que: "...En distintas pruebas se ha comprobado que usan el sexo para reconciliarse, que si comienzan una pelea en grupo por lo general terminan todos apareados y que si se les pone un plato de comida enfrente, prefieren postergarlo y primero tener sexo...". Como vemos, los datos parecen ser concluyentes.
Ahora bien, lo mas indignante es que De Waal, como buen biólogo, argumenta que las razones profundas de este comportamiento licencioso están justificadas por la mismísima madre naturaleza. El bonobo es así, mimoso. Es una víctima de la pasión imperiosa que lo embarga, una pasión que no conoce límites vertebrados o invertebrados. Sepan, caballeros, que las hembras humanas no aceptamos esta clase de excusas científicamente naturalizadas dentro de las relaciones previamente planteadas como estrictamente monogámicas y que fuimos "naturalmente" dotadas con una sed irrefrenable de venganza.

Para todos aquellos interesados en profundizar en los estudios de De Waal, les dejo un documental de alto voltaje erótico.

Como conclusión, una pregunta para abrir el debate: ¿Usted se declara homo sapiens o bonobo? Para colaborar con el esclarecimiento científico de esta cuestión puede responder el cuestionario a la izquierda.
--------------------------------------------------------------------------------------
RESULTADO FINAL DE LA ENCUESTA ¿Bonobo o Humano/a?

Bonobo declarado listo para atacar
0 (0%)

Bonobo de fin de semana (solo bajo los efectos del alcohol)
5 (38%)

Bonobo ocasional (solo bajo amenaza de pérdida del nicho)
0 (0%)

Eslabón perdido entre Bonobo y Homo Sapiens (es "complejo"...)
1 (7%)

Homo Sapiens (todo un caballero/una dama)
1 (7%)

Ninguna de las dos (no me dejo engañar por las categorías duales!)
6 (46%)

CONCLUSIONES: Cobardes todos!!! :P

13 comentarios:

Polkovnyk dijo...

Esa "sed irrefrenable de venganza", sigue las mismas sendas que la afrenta?
Además, existen miles de casos documentados (trátelos de "apócrifos" si desea, pero los hay) que relatan actitudes "bonobianas" por parte de ustedes!!!
No sesguemos la visión solo pa'l lado que nos conviene, Ranita!!

María dijo...

Ejem..! (me calzo los anteojos) Yo creo que mi colega ha expuesto un nuevo ángulo de investigación humano-bonobiana, que, de acuerdo con los hallazgos del Dr. De Waal, ratifican en una manera por demás interesante la concordancia que existe entre ciertos ejemplares sapiens del sexo masculino y los machos bonobianos.
Cierto es que siempre queda camino para nuevas investigaciones, pero aplaudo esta interesante prueba de campo realizada por la Profesora Rana. Salud.

Rana Asmática dijo...

Querido amigo Coronel: sigue las mismas sendas solo para reforzar su carácter de amenaza :P
¿Acaso ha sufrido en carne propia de bonobismo femenino?.
Le anticipo que esos casos aislados, de existir, constituirían una discrepancia teórica que estadísticamente no califica siquiera como anomalía. De todos modos, su testimonio me interesa muy mucho :))
Con respecto a los ensayos experimentales, le recomiendo presentarse en tacos altos y minifalda en cualquier fiesta universitaria alrededor de las 2 de la mañana (en pleno estado de excitación psico-motriz por efecto alcoholico de la muestra), equipado con un cronómetro :P
A la Profesora-Buho, mis respetos. ¿Que opina del diseño experimental? ¿Sugiere algun otro al amigo Polkovnyk? :P

Alejandra dijo...

Yo quiero un novio bonobo, ñami ñami pero q sea potente, no como el supuesto macho q se garcha uno chico! tiene un vigilante, es re chiquita, y finita!! jajaja yo quiero un toro bonobo de novio!!!, pido mucho, no?jajajaja doy la cara! me gusta el sexo fuerte y el macho bien dotado y me la banco jajajaja Gracias amiga, x demostrarnos q los hombres argentinos son la especie más parecida a los bonabos, por lo sexopatas (pero por sobretodo xq acá hay muchos bo-nabos= boludos-nabos) jaaa ;)

Rana Asmática dijo...

Ok, esta es la clase de anomalías a la que me refería, pero tengo una hipótesis ad-hoc. Se trata de un bonobo con un nick falso! :P

Polkovnyk dijo...

Mi querida Rana, no creo que yo en tacos altos y minifalda (en cualquier situación, sea fiesta universitaria a las 2 de la mañana o no), provoque otra cosa que no sean incontrolables carcajadas entre los individuos de cualquier género que se encontrasen presentes...por suerte, sino sería preocupante!!!
Tomando el lado no absurdo de la situación, al presentarse una dama de evidentes atractivos (o no tantos) y en tales condiciones, es completamente lógico que reaccionemos positivamente...del mismo modo que lo hacen ustedes (quizás más sutilmente) ante una mente brillante o un convertible de último modelo...y si no hay ninguno de esos, que por lo menos sepa atarse los cordones y pague el remisse.
Por supuesto, no me malinterprete, no quiero hacer generalidades, ninguno de nosotros cree en ellas. Habemos hombres que con gran placer nos adscribimos a la vida monógama (dure una semana o diez años, según la suerte), y por supuesto, no lo dudo, mujeres también...aunque aún no haya conocido a una en persona.

PD: Que mal que me suena mi apodo en castellano, ojalá literalmente fuese "Comandante"!!!

PD2: Estoy seguro que mis supuestas "experiencias" con el bonobismo femenino serán contundentemente negadas en ámbitos más restringidos.

Rana Asmática dijo...

Queridisimo Polkovnyk: no hay grado o jerarquía que le haga justicia. Es Ud. una autoridad en materia antropológica. Sin embargo creo que algun contenido de tema afectivo ligado a esta temática esta nublando su buen juicio.
Antes que nada, me extraña la poca fe que se tiene en tacos altos y minifalda :P
Con respecto a la cuestión que nos atañe, señalo como hipótesis que es precisamente en el marco de ese umbral entre la "atracción declarada" y la "no tanta atracción" donde es significada la práctica "bonóbica" y los paralelismos planteados. Las pruebas señalan que la pasión del bonobo no es selectiva. La reflexión previa que usted plantea, en relación a las hembras sapiens, sería un comportamiento selectivo (basado en la jerarquía social o el status). En cambio el umbral sugerido, en el caso de los machos, señala un camino interesate en relación al paralelismo teóricamente planteado... :P

PzychQ dijo...

Sostengo que el interes del hombre resulta increiblemente disminuido (y es un error) por el reduccionismo biologicista y su futil pretension de dar cuenta de los fenomenos propiamente humanos en terminos de meros comportamientos instintivos que permitan, de una manera pateticamente forzada, hacer un paralelo entre el mundo animal y el humano. Say no more.

P.D: ehh loco, corte que las pendejas tan re sarpaaaadas. Que onda? Corte q ademas, q se te tiran encima y sabes como les cabe a la guachas, seeeee. Tan re viciosas las locas.

Homorgasmus dijo...

Muy bien Polkovnik, muy bien. Veo que no necesitas ayuda. Sigue así que ya casi está.

Polkovnyk dijo...

Bibliografía bonóbica para damas: Cosmopolitan...lo peor de todos es que lo hacen con total consciencia y si nescrúpulos!!!

Polkovnyk dijo...

"sin escrúpulos" :P

Rana Asmática dijo...

Cosmopolitan es solo una revista con retórica progresista y sin embargo profundamente conservadora. No hay más que notas y consejos sobre como tener a tu novio más contento y como ser más atractivas para "ellos". Yo adscribo a la teoría conspirativa que sugiere que esta dirigida por un bonobo maquiavélico opresor de mujeres :P

Polkovnyk dijo...

Jajaja! Los resultados de esta encuesta ratifican el planteo del nuevo ídolo Tom Harrison, aunque en este caso los tapones para los oídos no sean lo más indicado: hay que ignorar los que decimos y ver lo que hacemos!!!